domingo, 5 de abril de 2009

Bibliotecas de Miranda no han rendido un informe a la Biblioteca Nacional



Ignacio Barreto, Director General de la BN, informó que trabajadores bibliotecarios de Miranda, Táchira y Carabobo han denunciado el retiro de libros afines al Proceso Bolivariano en las bibliotecas públicas de esos estados.

La presidenta del Instituto Autónomo de Bibliotecas e Información del estado Miranda, Miriam Hermoso, aún no se ha reunido con las autoridades de la Biblioteca Nacional para informar acerca de la presunta quema de más de 62 mil libros, pertenecientes a las bibliotecas públicas de esa entidad.

El señalamiento lo hizo Ignacio Barreto, Director General de la Biblioteca Nacional, durante una rueda de prensa realizada este jueves 2 de abril en la sede del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, en compañía del Viceministro de Identidad y Diversidad Cultural, José Manuel Rodríguez. Barreto indicó que a pesar de ser la BN el órgano rector de las bibliotecas públicas en el país, “a nuestra manos no ha llegado absolutamente nada”, de parte de las autoridades de Miranda, con respecto al caso de los supuestos libros destruidos.

El directivo informó a su vez que trabajadores bibliotecarios de Táchira, Carabobo y el propio estado Miranda, han denunciado el retiro de las estanterías de sus bibliotecas públicas, de los libros favorables al Proceso Bolivariano, situación que fue corregida en el estado Miranda, luego de que la denuncia de la supuesta quema de libros fuera difundida en los medios de comunicación del país.


En cuanto a la presunta quema de unos 3 mil libros en la Biblioteca Pública “Riera Aguinagalde”, ubicada en la población de Carora, estado. Lara, Barreto aclaró que se trató de la reubicación de un grupo de títulos que fueron trasladados hasta la Biblioteca Pública “La Pastora”, también en Carora. Explicó que el número real de libros desincorporados sólo alcanza la cifra de 123 obras, que debido a su alto grado de deterioro fueron retiradas de las estanterías.

El funcionario indicó que los únicos libros peligrosos son los libros enfermos, pues pueden contaminar al resto de las colecciones bibliográficas. Resaltó que en la Biblioteca Nacional no se retiran libros por su contenido e ideas, pues por el contrario en sus anaqueles reposan títulos de todas las tendencias, obras que sin restricción alguna pueden ser consultadas por los usuarios.

Barreto destacó que la desincorporación y descarte de libros en las bibliotecas públicas, es un proceso normal en estos centros, el cual se encuentra normado por la Biblioteca Nacional a través de una manual que es de obligatorio cumplimiento. Destacó que este material es de dominio público y se encuentra disponible en el portal de la BN en la web: http://www.bnv.gob.ve/pdf/descarte.pdf
Escrito en De Bibliotecas

1 comentario:

Colectivo dijo...

http://bibliotecasmiranda.blogspot.com/